Virginia Berasategui
La triatleta Virginia Berasategui, durante la rueda de prensa en la que admitió haber recurrido al dopaje tras dar positivo en el Triatlón de Bilbao. MIGUEL TOÑA / EFE

La triatleta Virginia Berasategi ha confesado este miércoles que se dopó para la disputa del Triatlón de Bilbao del pasado 18 de mayo, en cuya categoría femenina logró la victoria, y quiso destacar que hacerlo fue un error por el que pide perdón a todo el mundo. En una comparecencia en Bilbao donde ha estado arropada por su padre Javier, la triatleta, entre continuos sollozos, ha afirmado que su mente estaba "rota" por los "sacrificios y la exigencia" que conlleva un deporte tan duro como el triatlón.

Me entristece acabar mi carrera así, pero me alegra haber tomado la decisión de afrontar la realidad

"Me entristece acabar mi carrera así, pero me alegra haber tomado la decisión de afrontar la realidad de las cosas y contaros la verdad", indicaba. Y añadía: "Desde hace más de un año no estoy bien. Mi cuerpo está destrozado por numerosas lesiones y mi mente rota por los sacrificios y la exigencia que acarrea este deporte. Los últimos tres años han sido un sinvivir pensado en la retirada y en empezar a construir una vida distinta. La realidad es que no sé si estoy preparada para lo que me espera fuera".

El positivo de Berasategui, no especificado de qué sustancia, se anunció el pasado 15 de junio y desde el primer momento su entorno anunció la petición del pertinente contraanálisis al que todo deportista tiene derecho. Con esta confesión la vizcaína también renunció a seguir adelante con el control. "Estoy aquí para dar la cara y pedir perdón. A lo largo de mi trayectoria he pasado centenares de controles y siempre ha quedado claro que he jugado limpio. Ahora, al final de mi carrera, he caído en la peor equivocación en la que puede caer un deportista", quizo matizar. "He decidido que no voy a apelar porque sé de mi culpabilidad. Podría haber intentado seguir adelante, buscar causas externas, pero ¿para qué?. He decidido afrontar la verdad, porque la vida sigue y quiero seguir siendo sincera y honrada".

El de Bilbao no ha sido el primer episodio relacionado con el dopaje protagonizado por la triatleta vasca. En 2005 dio positivo, también por EPO, en el Ironman de Lanzarote, pero la causa fue archivada sin sanción por diversos defectos de forma en la toma y gestión de las muestras. Virginia Berasategui (Bilbao, 1975) fue campeona del mundo de triatlón de larga distancia en 2003 y había anunciado hace dos meses que ésta sería su última temporada tras 25 años de carrera.