Vincenzo Montella, técnico del Sevilla
Vincenzo Montella, técnico del Sevilla, en el partido frente al FC Barcelona EFE

El Sevilla no ha aguantado más. La derrota con el Levante ha colmado la paciencia de la directiva nervionense y Vincenzo Montella ha sido destituido de manera fulminante. El técnico italiano ya se salvó de la guillotina tras la final de la Copa del Rey, que perdieron por un abultado 0-5 con el Barcelona, pero el Consejo de Administración ya había colocado el partido contra los levantinistas en rojo.

"El Sevilla FC ha destituido a Vincenzo Montella, tras la mala dinámica de resultados que acumula el equipo desde su último triunfo logrado en Old Trafford el pasado 13 de marzo. Desde entonces, el conjunto de Nervion encadena nueve partidos sin ganar, con cinco derrotas, la última cosechada este mismo viernes en el Ciutat de Valencia", explican en el comunicado oficial de su destitución.

El sustituto del italiano será un viejo conocido de la casa: Joaquín Caparrós. El utrerano vuelve al que fue su club entre 2000 y 2005, pero sólo se hará cargo del banquillo hasta final de temporada. La intención del club es que Caparrós quede vinculado a partir de la próxima campaña como una suerte de 'manager' a la inglesa o director deportivo supremo, que además de mandar en asuntos como los fichajes, también ejercerá de consejero de confianza de Castro.

Junto a Caparrós estará Antonio Álvarez de segundo y contará con varios ayudantes, entre los que se encuentra el ex internacional Carlos Marchena, el que fue su club de origen antes de salir en dirección a Benfica, primero, y al Valencia, después.