Los jugadores del Villarreal saludan a la afición tras vencer al Zaragoza
Los jugadores del Villarreal saludan a la afición tras vencer al Zaragoza (REUTERS). Heino Kalis /REUTERS
El Real Zaragoza mereció un mejor resultado que la derrota (2-0) sufrida en su visita a El Madrigal, en un partido en el que un afortunado Villarreal sólo fue mejor en los primeros minutos de partido, ya que en el resto el equipo aragonés fue
superior y sólo la actuación del meta local Diego López le privó de puntuar.

El Zaragoza se hartó de perdonar a su rival


Los visitantes se hartaron de acumular ocasiones de gol, tanto en el primer como en el segundo tiempo, ante un rival que sigue con muchas dudas en su campo, si bien hoy tuvo la fortuna que le faltó en anteriores citas en El Madrigal.

Los villarrealenses cambiaron el guión inicial de sus tres anteriores partidos en casa, en los que no pudo pasar del empate, ya que mientras en aquellos partidos la poca claridad ofensiva fue la tónica general, en esta ocasión salió con decisión y orden al ataque y logró abrir el marcador a los diez minutos de partido.

El gol espoleó al Zaragoza, que desde ese momento se estiró más, y cambió la decoración del choque. Los aragoneses se hicieron con el control del partido y Oliveira se convirtió en una pesadilla para los locales, pero nunca encontró el gol.

El fútbol es así

Y es que el fútbol a veces es así: un equipo domina, juega al fútbol, crea ocasiones pero el que marca es el rival. Así se puede resumir este partido entre el Villarreal y el Zaragoza.

Y si el conjunto de Manolo Vilanova se hartó de perdonar a su rival, el Villarreal no desaprovechó un penalti cometido por Paredes que Rossi se encargó de transformar en gol, cuando tan sólo llevaba unos pocos segundos sobre el terreno de juego tras relevar a Tomasson.

El Villarreal se encontró con un claro 2-0 por el que poco había hecho, más que las buenas intervenciones de su portero, circunstancia a la que se unió el nulo acierto en otras acciones de los atacantes visitantes.

Ficha técnica:

2 - Villarreal: Diego López, Javi Venta, Gonzalo, Godín, Capdevila, Marcos Senna, Eguren, Pires (Cani, m.46), Mati Fernández (Cazorla, m.74), Nihat y Tomasson (Rossi, m.63).

0 - Real Zaragoza: César, Diogo, Ayala (Chus Herrero, m.67), Zapater, Paredes, Luccin, Matuzalem (Valero, m.74), Sergio García, Gabi, Óscar (Celades, m.70) y Oliveira.

Goles:

1-0, m.10: Nihat. 2-0, m.64: Rossi, de penalti.

Arbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Luccin, Paredes y Ayala.

Incidencias: partido de la vigésimo octava jornada de Primera División disputado en el estadio de El Madrigal ante 18.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Nutrida presencia de aficionados zaragozistas con cerca de 1.500 seguidores en las gradas.