El Villarreal supera al Getafe a pesar de su buen juego

Las mejores individualidades del Villarreal, representadas por el tándem Riquelme-Forlán, le valieron al equipo castellonense para superar al Getafe por 2-1, en un encuentro en el que los madrileños obtuvieron poco premio, ya que fueron superiores en el juego al equipo local.
El centrocampista del Getafe, Diego Rivas y el delantero uruguayo del Villarreal, Diego Martín Forlán pugnan por el balón (EFE)
El centrocampista del Getafe, Diego Rivas y el delantero uruguayo del Villarreal, Diego Martín Forlán pugnan por el balón (EFE)
El conjunto de Manuel Pellegrini salió dispuesto a romper la mala racha de resultados como local, tras sumar sólo uno de los últimos seis puntos disputados en El Madrigal, pero desde el principio el Getafe demostró estar mejor colocado en el campo y con una perfecta utilización de las bandas puso las cosas muy difíciles a los locales.

Aunque los primeros diez minutos fueron un toma y daca para hacerse con el control del centro del campo, rápidamente se vio que los madrileños, con Gavilán en una banda y Redondo en la otra encontraban con facilidad el camino del portería de Viera.

Avisó por dos veces Gavilán, con llegadas por la banda izquierda pero sus disparos no encontraron puerta, mientras que el Villarreal se perdía buscando a Riquelme, que muy marcado, no podía hacer funcionar a su equipo.

El mejor juego visitante encontró su premio en otra acción de Gavilán que sirvió un balón a Riki, que de espaldas a portería y en un acrobático remate, consiguió el 0-1.

Muy complicado se le ponía el partido a los castellonenses, que con garra trataron de equilibrar el marcador. Esto hizo que el partido se rompiera y el Villarreal comenzara a crear peligro, aunque el Getafe también llegaba con claridad a la contra.

Ambos equipos crearon bastantes ocasiones de gol, pero en el minuto 40, cuando más apretaba el Getafe, Jose Mari dispuso de la oportunidad más clara, tras un mano a mano con Calatayud que no supo marcar.

En el tiempo de prolongación el Villarreal consiguió el ansiado empate tras un magistral lanzamiento de libre directo de Riquelme que golpeó en la escuadra y tras botar en el interior del marco salió hacia fuera, si bien el árbitro, a instancias de sus asistente, dio validez al tanto, pese a las protestas del Getafe.

En la reanudación, el Villarreal salió envalentonado y sabedor de que con la dificultad de crear peligro con el juego colectivo iban a ser sus individualidades las que podían desequilibrar el encuentro.

Los de Pellegrini apretaron fuerte desde el principio y dispusieron de una par de ocasiones bastantes claras, aunque el Getafe seguía bien plantando en el campo y eran reiteradas sus llegadas a portería.

Si el equipo de Bernd Schuster era el claro dominador del juego, el Villarreal demostró que tenía el gol y una conexión entre Jose Mari y Forlán fue aprovechada por el uruguayo, que volvía a marcar tras su lesión, y ponía por delante a su equipo.

A partir de ahí, los locales trataron sin éxito de enfriar el partido y sentenciar al contragolpe, ya que el Getafe se mantuvo con aspiraciones hasta el último segundo. La gran diferencia entre unos y otros fue que el Getafe creaba y llegaba pero no era capaz de aprovechar sus oportunidades le que le valió la derrota.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento