A pesar de la reunión de ayer con el presidente del Valencia , el empresario Juan Villalonga ha afirmado en un comunicado que desea "dejar muy claro" que "jamás" se ha tratado "en ninguna reunión la compraventa de acciones" que posee Juan Soler.

El ex presidente de Telefónica, junto al segundo máximo accionista del club, Vicente Soriano, mantuvo ayer en Valencia una reunión con Soler, quien estuvo acompañado por su asesor y ex vicepresidente de la entidad, Enrique Lucas.

Soler y el club también desmintieron ayer cualquier operación para vender las 70.000 acciones que tiene el presidente del Valencia, aunque el diario El Mundo, apuntase que se había concretado en 65 millones de euros.

El objetivo de la reunión es multiplicar los beneficios con los ingresos internacionales

El comunicado de Villalonga -posible comprador que había hablado con Soriano- mantiene la línea de Soler. Asegura que se han reunido para "
analizar la situación que atraviesa la sociedad".

El objetivo de la reunión, según Villalonga, fue para "modernizar la gestión del club e incorporar a la misma las mejores prácticas internacionales, todo ello con el objetivo de multiplicar los beneficios de la entidad, especialmente mediante el incremento de los ingresos de los mercados internacionales".

Villalonga también apunta que se volverán a reunir para tratar de estos asuntos.

Soriano retira su oferta de compra de acciones

Por su parte, otro de los integrantes dela reunión, Vicente Soriano, también envió un comunicado para anunciar que retira "la oferta de compra" de acciones del club, salvo que se produzca una negociación "seria y transparente".

En el texto de Soriano se alude a la renuncia a una negociación sobre la que no había referencia alguna en otro comunicado y que los otros dos protagonistas han negado.

Se indica que "tras las fuertes declaraciones de Bautista Soler -padre del presidente y máximo accionista del Valencia, Juan Soler- en el día de ayer y los confusos comunicados emitidos con posterioridad, he decidido retirar mi oferta de compra del paquete accionarial que él mismo me ofreció en reunión celebrada en su despacho a mediados de enero".

Además, Soriano afirma que "todos los presentes en el almuerzo de ayer eran conocedores del objeto de la reunión".