David Villa se lesionó en el tobillo izquierdo durante el entrenamiento para el duelo de Champions ante el Rosenborg, el mismo lugar que le ha dejado dos semanas de baja.

Sin embargo, no es una recaída pese a que es seria duda para el partido.

Villa tiene una ligera distensión en los ligamentos externos que se produjo al resbalarse en el césped del Lerkendal Stadion. Al haber salido recientemente de una lesión en la misma zona, todo apunta que el futbolista no jugará.

El entrenador Quique Sánchez Flores pensaba en sacarle de titular. Iba a ser su reaparición.