Los Raptors ganan pese a un excelso Curry y lideran las Finales de la NBA

  • Stephen Curry se echó el equipo a la espalda ante las bajas y anotó 47 puntos, pero no impidió que la serie se ponga 2-1 pars Toronto.
Gasol y Curry, en el tercer partido de las Finales de la NBA
Gasol y Curry, en el tercer partido de las Finales de la NBA
EFE

El alero Kawhi Leonard, con 30 puntos, encabezó el ataque de los Raptors de Toronto que se impusieron de visitantes por 109-123 a los diezmados Warriors de Golden State en el Tercer Partido de las Finales de la NBA y se pusieron con ventaja de 2-1 al mejor de siete.

Junto a Leonard que también aportó siete rebotes, seis asistencias, dos recuperaciones de balón y dos tapones, otros cinco jugadores tuvieron números de dos dígitos, incluido el base Kyle Lowry, que aportó 23 puntos, con cinco triples de nueve intentos, y nueve asistencias.

El ala-pívot camerunés Pascal Siakam y el escolta Danny Green anotaron 18 puntos cada uno, mientras que el pívot español Marc Gasol también fue factor ganador al conseguir 17 puntos en los 26 minutos que estuvo en la pista del Oracle Arena.

Gasol anotó 6 de 11 tiros de campo, incluido un triple de cuatro intentos, y estuvo perfecto 4-4 desde la línea de personal, además de capturar siete rebotes defensivos y repartir cuatro asistencias, lo que le permitió ganar el duelo individual al pívot DeMarcus Cousins, de los Warriors.

El base Fred VanVleet llegó a los 11 tantos como sexto jugador y el último de los seis de los Raptors que tuvieron números de dos dígitos.

Pero sería el pívot congoleño español Serge Ibaka el factor decisivo al anotar seis tantos clave al inicio del cuarto periodo que impidieron la remontada de los Warriors y además fue el mejor bajo los aros con marca de seis tapones.

Ibaka disputó 22 minutos y anotó 2 de 4 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal, con cinco rebotes -cuatro defensivos-, dio una asistencia y recuperó dos balones.

Como equipo los Raptors tuvieron un 52 (43-82) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 45 (17-38) de triples, comparados al 40 (36-91) y 33 (12-36), respectivamente, de los Warriors, que ganaron el duelo bajo los aros con 41 rebotes por 40 de Toronto.

Pero los Warriors, sin sus jugadores estrellas, el alero Kevin Durant y el escolta Klay Thompson, además del pívot reserva Devon Looney, nunca pudieron competir con un equipo que fue superior en todas las facetas del juego.

Sobresaliente, pero no suficiente, Curry

Solamente el base Stephen Curry, que dio todo un recital encestador al conseguir 47 puntos (14-31, 6-14, 13-14), ocho rebotes y siete asistencias, evitó que la derrota de los Warriors hubiese sido mucho más escandalosa.

El ala-pívot Draymond Green llegó a los 17 puntos, pero no pudo ser decisivo en el juego interior al quedarse con siete rebotes, dio cuatro asistencias, recuperó dos balones y perdió cuatro.

Ahora la esperanza para los Warriors en el cuarto partido, que se va a disputar el viernes, en el mismo escenario del Oracle Arena, es tener algo de suerte de, al menos, recuperar a Thompson. De lo contrario, su futuro en la lucha por revalidar el título, más que tenerlo complicado, se les puede convertir en misión imposible

Mostrar comentarios

Códigos Descuento