La selección española de fútbol ya es líder de su grupo, el B, en el Mundial Sub-20 que se está disputando en Canadá. El equipo de Ginés Meléndez tuvo que sufrir para derrotar a Zambia, aunque también desperdició muchas ocasiones para sentenciar el partido tras el descanso.

El conjunto africano salió a morder, aunque España, que tampoco renunciaba a buscar la portería de Jacob Banda, se adelantó mediada la primera parte gracias a un penalti que transformó Mario Suárez.

El gol en contra fue un revulsivo para Zambia, mientras que los jóvenes de la roja explotaban sus opciones al contragolpe. Fue de este modo, y con Diego Capel como autor del pase definitivo, como Mata empujó el balón a la red para poner el segundo en el marcador. Fueron los mejores momentos de España, que prolongó su dominio tras el descanso.

Zambia, desesperada, se encontró con el gol de Njobvu en el minuto 74, una inyección de moral que asustó a España, aunque los de Meléndez, campeones de Europa de la categoría, pudieron defender el resultado y colocarse primeros de grupo gracias a los goles marcados. «Fue un bajón debido al aspecto físico», se justificó Meléndez. Ante Jordania, mañana, España se juega ser primera o no.

«Esto es un equipo», valoró el hispano-nigeriano Ste-phen Sunny, básico en el medio. Juventud al poder en la liga de los fichajes foráneos.