El ala-pívot catalán anotó ayer 20 puntos en 38 minutos de inspiradísima actuación para brindar una victoria a su equipo frente a los Hawks (85-84). El ex del Barcelona, además, rubricó su exhibición con la canasta decisiva en el último suspiro del choque, que incluso tuvo que ser revisada por los árbitros en los vídeos para confirmar que se había producido en el tiempo reglamentario. «Lo importante era el triunfo y saber responder bajo presión», declaró.