Bryant, ante los Kings
El escolta de Los Angeles Lakers Kobe Bryant protege el balón ante el jugador de Sacramento Kings Chuck Hayes (d). Paul Buck / EFE

Los Angeles Lakers estuvieron cerca de desperdiciar una renta de 20 puntos en el último cuarto pero resistieron la embestida final de los Sacramento Kings (115-107), el segundo peor equipo del Oeste, para sumar su séptima victoria seguida como locales.

Un espectacular Kobe Bryant, que tuvo que jugar con una máscara protectora tras la fractura de nariz que sufrió en el All Star, fue el mejor del partido con 38 puntos, mientras que Andrew Bynum aportó 19 puntos y 15 rebotes. Pau Gasol añadió 15 tantos, siete rebotes y cuatro asistencias. Por los Kings destacaron el dominicano Francisco García, con 18 puntos, y DeMarcus Cousins, con 10 tantos y 13 rebotes.

Bryant jugó con máscara protectora debido a una fractura de nariz que sufrió en el All StarLos Lakers acechan a los Clippers en la lucha por el tercer puesto en la Conferencia Oeste.

Sacramento se lanzó al partido sin nada que perder. Cousins se erigía en una figura enorme bajo los tableros mientras que Marcus Thornton sometía a los angelinos desde el triple, pero los de Mike Brown no tardaron en responder y Bryant exhibió todo su arsenal.

Anotó 13 puntos en el primer cuarto y permitió que Bynum y Gasol tuvieran su cuota de protagonismo hilvanando un par de jugadas entre ellos, incluido un alley-oop del español que remató su compañero con un mate de espaldas.

Los Lakers hacían gala de una perfecta circulación de balón e incluso mejoraron su versión con la aportación de Matt Barnes y el novato Andrew Goudelock, con quienes la ventaja subió hasta los nueve puntos (39-30), aunque no lograban despegarse de los Kings debido a la aparición de Tyreke Evans.

A pesar de la tercera personal de Cousins, el conjunto de Keith Smart acortó la renta (53-49) gracias a los puntos de John Salmons y García, si bien los de púrpura y oro alcanzaron los 10 de ventaja poco antes del descanso (63-53).

El banquillo de los locales había aportado 19 puntos para entonces y los Lakers registraban un 59% de acierto en los tiros.

Reacción de los Kings

Bryant retomó el mando iniciada la segunda mitad. Encestó, asistió a sus compañeros y es esforzó en defensa para imponer un ritmo alto y aumentar la intensidad en el juego de los suyos. Gasol respondió al envite al mismo tiempo que Bynum se convertía en una gran figura intimidatoria para los angelinos.

Los Kings endosaron un 0-11 a los Lakers, que perdieron muchos balones en el último cuartoCousins, que arrancó el choque de forma potente, se fue diluyendo ante los centímetros de su defensor (81-68). Sacramento se aferraba al partido por sus numerosos rebotes ofensivos, pero la sensación siempre fue de dominio local y los de la capital de California parecía que terminarían por bajar los brazos.

Los Lakers colocaron el 94-74 recién comenzado el último periodo y dejaban franco el choque en apariencia. Entonces un parcial de 0-11 y las numerosas pérdidas de balón hicieron saltar las alarmas y obligó a Brown a jugar de nuevo con sus titulares.

Un triple de Jimmer Fredette apretó aún más las cosas (100-95) y obligó a Derek Fisher y World Peace a tirar de veteranía, imponer la calma y que Bryant, con un triple lejano, aniquilara las esperanzas de Sacramento.

Apretaron los Kings con un espectacular Fredette en esos instantes finales. Más lo hizo el número 24, enmascarado pero con el punto de mira impoluto.