Victoria del Getafe frente al Apoel
Daniel Parejo (c) lucha un balón con los jugadores del Apoel Nicosia. EFE

Un solitario gol de Dani Parejo al Apoel de Nicosia chipriota bastó a un irregular Getafe para encarrilar la eliminatoria que da derecho a jugar la fase de grupos de la Liga Europa. Se notó que el Getafe todavía anda cogiendo ritmo y que su rival ya está fogueado

No estuvo fino el equipo que preside Ángel Torres. Se notó que el Getafe todavía anda cogiendo ritmo y que su rival ya está fogueado tras cuatro partidos oficiales en Europa. Además, el Apoel es un equipo fastidioso, como demostró la temporada pasada en la Liga de Campeones, cuando el Atlético no pudo ganarle en ninguno de los dos partidos de la fase de grupos.

Había que analizar si la marcha de dos de los pilares del pasado curso, Roberto Soldado y Pedro León, podría afectar al juego del Getafe. Era el momento de ver las evoluciones de los fichajes. Adrián Colunga, Javier Arimendi y Borja Fernández, tres de los cinco nuevos, salieron desde el inicio y fueron observados con lupa.

El conjunto "azulón" tardó 34 minutos en disparar a portería. Lo hizo Adrián Colunga, un delantero con muy buena pinta y buenas maneras, aunque no pudo resolver el disparo. Cuando la primera parte agonizaba apareció Dani Parejo para marcar desde fuera del área el único gol de la noche. La afición del Getafe, unos 5.000, despertó y por fin se sintió su presencia.

Segunda parte

En la reanudación, Míchel sentó a Borja y a Arizmendi para sacar a Juan Albín y Manu del Moral. Los dos revolucionaron el partido y se vieron detalles del Getafe de siempre, el que a veces ofrece un fútbol de calidad. Precisamente Albín y Manu capitanearon las principales acciones de ataque y pudieron marcar el segundo. Los dos revolucionaron el partido y se vieron detalles del Getafe de siempre

El último cuarto de hora sirvió para apuntalar el resultado y para buscar la sentencia en una acción aislada. Sin embargo, en un despiste de los hombres de Míchel pudo llegar la tragedia. Esteban Solari a punto estuvo de sorprender en un contragolpe, pero Óscar Ustari lo evitó. El Getafe, viajará a Chipre con un resultado ajustado y tendrá que sufrir en un estadio que será una caldera.

Gran juego del Villareal

El Villarreal sentenció su pase a la siguiente fase de la liga Europa goleando por cinco a cero a un débil Dnepr Mogilev, que nunca fue rival. Se vio que la diferencia de potencial y de fútbol entre ambos equipos era abismal

La goleada llegó gracias a un gran juego en la parcela ofensiva que generó numerosas ocasiones de gol para disfrute de los aficionados.

Desde el primer minuto puso a su equipo de gala e inmediatamente se vio que la diferencia de potencial y de fútbol entre ambos equipos era abismal. La diferencia se tradujo en cuatro goles en la primera parte y que pudieron ser más.

Pero lo más destacado del primer periodo no fue ver como Marchena adelantaba a los suyos a los diez minutos en un remate de cabeza, tras un córner. O como, seis minutos más tarde, Cazorla ponía el segundo, tras una buena combinación de su equipo. O a los 35 minutos con el gol de Borja Valero, que como Marchena se estrenaba en su debut. Y para finalizar tampoco era lo más destacado el cuarto gol de Cani a falta de un minuto.

Lo más destacado de esta primera parte fue ver la capacidad de juego ofensivo, de toque y de calidad que tiene el Villarreal de medio campo hacia arriba. Ver enlazar jugadas a futbolistas como Cazorla, Cani, Valero, Bruno, Senna o Rossi, fue una delicia para los que estaban viendo el encuentro.

Ante esa superioridad en el marcador y en el campo, la relajación era más que lógica. Una relajación que propició que los bielorrusos contaran con la esperanza de que la cosas acabara así. Pero fue Nilmar el que rompió esa tendencia con un gran disparo desde la frontal a la misma escuadra, para poner el quinto del partido.