Garzelli birla el triunfo en Bérgamo a Simoni en el último golpe de riñón

  • Le superó sobre la línea de meta en la 14ª etapa del Giro.
  • Di Luca entró a 38 segundos y conserva la maglia rosa.
  • El primer español sigue siendo Patxi Vila, quinto.
El italiano Stefano Garzelli celebra su victoria cuando cruza la línea de meta para ganar la decimocuarta etapa del Giro de Italia (Efe)
El italiano Stefano Garzelli celebra su victoria cuando cruza la línea de meta para ganar la decimocuarta etapa del Giro de Italia (Efe)
EFE
El italiano Stefano Garzelli (Acqua Sapone) arrebató en el último metro a su compatriota Gilberto Simoni la victoria en la decimocuarta etapa del Giro de Italia, de
192 kilómetros entre Cantú y Bérgamo.

Simoni atacó con fuerza en la subida a la ciudadela de Bérgamo, a 4 kilómetros de meta, y dejó momentáneamente atrás a Garzelli, pero el jefe de filas del Acqua e Sapone aún tuvo fuerzas en los últimos metros para regresar y batirle sobre la misma línea.

Di Luca, que entró con el grupo principal a 38 segundos del ganador y mantiene la maglia rosa, conserva el liderazgo con 55 segundos de ventajasobre su compatriota Marzio Bruseghin (Lampre).

La jornada, considerada de transición antes de las Tres Cimas del Lavaredo, prometía, sin embargo, lucha con el ascenso de 26 km al Passo di San Marco y la subida posterior a La Trinita-Dossena, a 40 kilómetros de la meta, pero el primer ataque consistente tuvo que esperar dos horas. El alemán Sven Krauss (Gerolsteiner) atacó en el km 80 y formó una escapada de once hombres.

Saunier Duval frena a Mayo

Entre los fugados había gente importante: Paolo Bettini (Quickstep), Michael Rasmussen (Rabobank), Iván Parra (Cofidis), Pietro Caucchioli (Crédit Agricole), José Luis Rubiera (Discovery Channel), Alberto Losada (Caisse d'Epargne), Marco Pinotti (T-Mobile) e Ibán Mayo (Saunier Duval), pero este último recibió la orden de esperar a su jefe de filas, Simoni, que venía por detrás.

A 48 km. de la llegada se fundieron los dos grupos que iban por delante para formar uno de 16 corredores, mientras el líder, Di Luca (Liquigas), y Damiano Cunego (Lampre) ordenaban la caza en el pelotón, que estaba a 1:10 de los fugados.

El ascenso a La Trinitá, de segunda categoría, desgranó el grupo delantero (Mayo se quedó a 3 km. de la cima) y el pelotón del líder mantuvo las diferencias en 1:04.

Simoni se quedó sin fuerzas en la ciudadela

El tramo que faltaba hasta la meta (15 km de descenso y 25 llanos) se convirtió en una carrera de persecución entre los dos grupos. Por delante ya solo quedaban siete (Garzelli, Parra, Bettini, Savoldelli, Mazzoleni, Simoni y Baliani). Por detrás, el Lampre corría con casi todo gasto. El Liquigas estaba diezmado.

El Liquigás, con la llegada de dos corredores al grupo de Di Luca, colaboró con intensidad en la caza durante los últimos 15 kilómetros pero su esfuerzo fue insuficiente.

La breve pero intensa subida a la ciudadela, a 4 km de la meta, ofreció un bello duelo por la victoria entre Simoni, Garzelli y Bettini. Este último, actual campeón del mundo, fue el primero en ceder, y después lo hizo Garzelli, pero las fuerzas de Simoni se agotaron poco antes de la meta y se le escapó el triunfo.

La decimoquinta etapa llevará a los corredores desde Trento a las Tres Cimas del Lavaredo, un recorrido de 184 kilómetros hasta los Dolomitas que se presume decisivo para la victoria final.

Pedrosa, espectador de lujo

El piloto español de MotoGP Dani Pedrosa tuvo ocasión de asistir desde el coche del director de la carrera a un emocionante desenlace de la etapa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento