Victor Valdés
Victor Valdés. EFE

El Juvenil A del FC Barcelona dejó una imagen de las que no abundan en el fútbol. El equipo que dirige desde este verano la leyenda azulgrana Víctor Valdés debía disputar el encuentro por el tercer y cuarto puesto de la Otten Cup, pero los responsables culés, con Valdés a la cabeza, decidieron que el Barça no saldría a jugar contra el Everton.

El mal estado de los campos del torneo, organizado por el PSV y disputado en Eindhoven, conllevó numerosos problemas físicos para los jugadores del exportero, quien no pudo obviar la situación y decidió presentar la renuncia del Barcelona.

Desde el club barcelonista aseguraron que el único motivo de los técnicos para tomar la decisión fue proteger la integridad física de sus jugadores y evitar aún más problemas en un encuentro intrascendente.