Víctor Fernández.
Víctor Fernández. EFE

El Real Zaragoza ha hecho oficial que tiene un principio de acuerdo con Víctor Fernández para que sea su nuevo entrenador, después de que se haya hecho oficial la destitución de Lucas Alcaraz. El maño se sentará en el banquillo del equipo aragonés el próximo martes, con el objetivo de reconducir una delicada situación, que tiene ahora mismo al equipo en puestos de descenso a la Segunda División B.

Será la tercera etapa de Fernández al frente del equipo que le permitió situarse como uno de los entrenadores más codiciados del fútbol español, gracias al excelente rendimiento que el equipo tuvo con él en el banquillo en la década de los 90, poniendo la guinda al pastel con la victoria en la Recopa de Europa en el año 1995.

Sin embargo, el segundo paso fue mucho más amargo, ya que en la temporada 2007/2008 fue destituido a mitad de temporada, en un curso en el que finalmente el equipo acabó descendiendo a la segunda división. Esta vez la situación es límite, y el club ha acudido a él para que con su experiencia y especial relación con la entidad, ayude a salvar los muebles.