Atta Elayyan
Atta Elayyan, una de las víctimas de los atentados en Christchurch. New Zealand Football

El atentado en las mezquitas de Christchurch perpretado por el neonazi Brenton Tarrant dejó 50 víctimas confirmadas, entre las que se encuentran tres futbolistas de diferentes categorías, según ha lamentado la Federación Neozelandesa de Fútbol: Atta Elayyan, Tariq Omar y Sayyad Milne.

Atta Elayyan era el portero de la selección neozelandesa de fútbol sala, los 'Futsal Whites', como se les conoce. El cancerbero del Canterbury, nacido en Kuwait hace 33 años, además de futbolista, era el fundador de LWA Solutions, una empresa tecnológica dedicada a aplicaciones móviles y soluciones informáticas. Deja mujer e hija.

Tariq Omar, de 24 años, era un jugador de fútbol del equipo local de la ciudad, el Christchurch United. Formado en la cantera del equipo, había empezado a ser entrenador de los más pequeños del club en 2018, lo que le había granjeado un gran respeto por parte de toda la comunidad. Además, colaboraba con diferentes iniciativas sociales.

El caso de Sayyad Milne es especialmente doloroso. Es una de las víctimas más jóvenes del tiroteo: sólo 14 años. Descrito por su padre como "un pequeño valiente soldado" estaba en la mezquita Al Noor. Era estudiante del instituto Cashmere y había empezado a despuntar en el fútbol juvenil, hasta el punto de llamar la atención de las categorías inferiores de la Federación.