Que te acusen de haber cometido un atraco, no debe agradar a nadie, pero que te acusen de atracar una peluquería que está a cuarenta minutos de tu casa, cuando tú adviertes de la imposibilidad del suceso por estar entrenando, debe ser el colmo del surrealismo.

Esta es la historia de Lucas Viatri, joven delantero del Boca Juniors y una de las revelaciones de la presente temporada, merced a sus siete goles en 17 partidos.

Se nos acusaba de robar una peluquería que estaba a 40 minutos de casa

Este jugador de 21 años, según informa el diario AS , pasó 28 días en Comisaría por este incidente, ya que el dueño de la peluquería que quedaba cerca de su domicilio en Buenos Aires, le acusó a "apuntarle con una pistola". El propietario indicó que le reconoció cuando le vio marcar un tanto a Vélez.

"Yo había ido al hospital a ver a una amiga que estaba internada y de pronto aparecieron dos policías y me llevaron detenido, junto a mi hermano y dos amigos. Se nos acusaba de robar una peluquería que estaba a 40 minutos de casa", apuntaba el jugador en un medio argentino.

La suerte en el fútbol a Viatri le llegó cuando Martín Palermo se lesionó el 17 mayo y ocupó su lugar al frente de la delantera de Boca, que debutó ante Racing y marcó una semana después ante Vélez, tanto que reabrió su caso al ser supuestamente reconocido por el dueño del negocio. Ahora se enfrenta al juicio, aunque varios compañeros declararon haber estado con él en un entrenamiento del equipo, cuando supuestamente se cometió el atraco.

"Yo sé que no hice nada. Lo que diga el peluquero me entra por un oído y me sale por el otro", apunta el argentino.