Pole soñada para Sebastian Vettel en el GP de Alemania

Sebastian Vettel, en el GP de Alemania.
Sebastian Vettel, en el GP de Alemania.
EFE

Sebastian Vettel conquistó la 55ª pole de su carrera deportiva, en el GP de Alemania de Fórmula 1. El alemán superó a Valtteri Bottas, que no se rindió hasta el final, y a Kimi Räikkönen, en una clasificación perfecta para el de Ferrari y que afronta con mucho optimismo la carrera de este domingo.

La clasificación quedó marcada por el tempranero abandono de Lewis Hamilton. El británico tuvo que dejar su Mercedes aparcado debido a un problema hidráulico que le dejó sin caja de cambios al final de la Q1. Este KO, unido al de un Daniel Ricciardo que ya se sabía penalizado y no salió a la Q2, permitió a Fernando Alonso llegar a una óptima 11ª plaza final. Carlos Sainz volvió a la Q3, después de unas carreras complicadas para él, y saldrá 9º.

Fue una clasificación muy movida. El KO de Hamilton fue el primer incidente, antes de un parón obligado a la sesión por culpa de Marcus Ericsson, que tras salirse en la zona de grava, dejó un buen reguero de ella en su regreso a pista.

Quien no perdió el control ni la concentración fue Sebastian Vettel. El alemán está de dulce, y sabiendo que Hamilton no va a estar junto a él, sino 13 posiciones por detrás (será 14º), no dudó. En la Q3 dominó en los dos intentos, pese a que Bottas le dio un pequeño susto con una impensable vuelta que casi evita la 55ª del alemán y que hubiera supuesto un buen consuelo para Mercedes ante su público.

No fue así, y Vettel tendrá que sujetar no sólo a Bottas, sino también a un Kimi Räikkönen que ya ha avisado de que él va a hacer su carrera sin pensar necesariamente en lo que necesite su compañero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento