Medio siglo en el agua

  • El Kallipolis, el equipo más veterano de sincronizada en España.
  • "Antes íbamos más tapadas", recuerda Rosa, de 76 años.

Son once nadadoras del Kallipolis, el club de Gemma Mengual. La más joven tiene 43 años y la mayor ha cumplido los 76. Entre todas forman el equipo más veterano de natación sincronizada de España y están dispuestas a seguir haciendo piruetas en el agua durante mucho tiempo.

"En la piscina no pesan los años y éste es un deporte muy bueno para no perder facultades cuando llegas a cierta edad. Trabajamos todos los músculos, la orientación y los reflejos», explica Francina Barceló, de 63 años.

Su entrenadora es María José Bilbao, juez internacional y ex campeona de España: "Le ponen ganas e ilusión. El agua te da sensación de ingravidez y permite movimientos que a lo mejor no serían posibles fuera de la piscina".

No tenían ni pinzas

Rosa María Marcè tiene 76 años, es la mayor del grupo y fue una de las pioneras de la sincronizada en nuestro país. "Empecé en el año 53. Entonces nadie sabía lo que hacíamos, pero a la gente le gustaba porque había visto la película Escuela de Sirenas (1944)".

La técnica es ahora más sofisticada y perfecta. También la música es más innovadora

Nadie como Rosa conoce la evolución que ha sufrido este deporte: "La técnica es ahora más sofisticada y perfecta. También la música es más innovadora. Antes nos ponían Serenata a la luz de la luna, de Glenn Miller, y, a veces, sonaba el disco entero".

La estética tampoco era la misma. "Teníamos que ir mucho más tapadas, eran otros tiempos, y no llevábamos lentejuelas", recuerda Rosa. "Y no había maquillaje porque hasta los 60 no se inventó uno resistente al agua", añade.

Por no tener, no tenían ni la pinza que evita que entre agua en la nariz: "Las piscinas no estaban tan limpias y todas sufríamos sinusitis". Ahora, Rosa se atrevería hasta a hacer de burbuja de Freixenet. "¡Pero tendría que anunciar vino añejo!", bromea.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento