Fernando Verdasco
Fernando Verdasco, en el Open de Malasia.

El tenista español Fernando Verdasco afirmó que no le importa dónde se juegue la próxima final de la Copa Davis de tenis pero añadió que comparte la iniciativa de Madrid de no presentarse como candidata a ser la sede para no llevarse "otro chasco".

El lunes se terminó el plazo establecido por la Federación Española de Tenis de recepción de documentación de solicitudes para albergar la final de esta competición, a la que se presentaron el Cabildo de Tenerife, y los ayuntamientos de Barcelona, Málaga y Valencia.

A mí me da igual dónde se juegue, pero a la única que no voy a apoyar es a Barcelona, no porque tenga nada contra ella, sino porque ya ha tenido una final"A mí me da igual dónde se juegue, pero a la única que no voy a apoyar es a Barcelona, no porque tenga nada contra ella, sino porque ya ha tenido una final y otras ciudades se merecen la misma oportunidad", expuso el noveno clasificado del ránking ATP, quien se encuentra disputando el Abierto de China en Pekín.

Los tenistas españoles ya descartaron celebrar las finales anteriores en Madrid argumentando que la altura de la capital (a 660 metros por encima del nivel del mar) perjudica su juego, por lo que finalmente se organizaron en Sevilla y Barcelona.

"La única que ha presentado un proyecto para jugar al aire libre es Tenerife, el resto son pistas cubiertas", apuntó un lacónico Verdasco al respecto.

"Creo que es mejor que (Madrid) no se haya presentado. Ya bastantes chascos se ha llevado esta semana como para poner dinero en otra competición y no tenerla", concluyó el madrileño, recordando la no concesión de los JJOO de 2016.

El jugador confío en formar parte del cuarteto elegido por Albert Costa, aunque reconoció que hay mucha competencia en el equipo nacional para una cita que se disputa de aquí a dos meses.

España y República Checa jugarán la final de la Copa Davis del 4 al 6 del próximo mes de diciembre.