Iker Martínez y Xabier Fernández
Los españoles Iker Martínez (izda) y Xabier Fernández, representantes de España en la clase 49er de vela en Pekín 2008 (EFE). EFE

La vela es el deporte en el que España ha logrado más éxitos a lo largo de todas sus presencias en los Juegos. Con quince medallas (diez de ellas de oro) y 21 diplomas, en cada cita olímpica es una de las bazas seguras para engordar el medallero.

Pero no se están dando bien las cosas en el criticado campo de regatas de Qingdao, sede de las pruebas de vela de Pekín 2008. Los regatistas españoles, salvo alguna excepción aislada, obtuvieron resultados mediocres en la última jornada, en la que la climatología no acompañó.

La falta de viento dejó sin segunda regata a las competiciones en clase Finn, Laser, Laser Radial e Yngling, mientras que el 49er y los dos 470, mujeres y hombres, lograron finalizar con más pena que gloria su programa.

Vía-Dusfrene y Tutzo, terceras en la general

Los primeros en iniciar las regatas fueron los 49er. Iker Martínez y Xabier Fernández, vigentes campeones olímpicos, acabaron séptimos en su primera regata, décimos en la segunda y, en la última cita de la jornada, terceros. Son sextos en la general de su categoría.

En el 470 femenino, Natalia Vía-Dufresne y Laia Tutzo vivieron una jornada discreta. Su decimotercer puesto en la primera manga no dio alas al optimismo, lo que se refrendó en la segunda con un décimo. El tropiezo no fue exclusivo de las españolas, que siguen terceras en la general. También tuvieron un mal día los equipos australianos e israelíes.

En el 470 masculino, Onán Barreiros y Aaron Sarmiento concluyeron en la decimotercera posición en las dos mangas disputadas, lo que les hace perder impulso tras los buenos resultados de las cuatro regatas anteriores. Son séptimos en la clasificación.

Categorías damnificadas por la falta de viento

En Laser Radial, la joven Susana Romero se estrelló con todas las de la ley. Salió decimotercera, pero eligió mal el lado del campo de regatas por el que navegar y cayó hasta el vigésimo lugar.

En el Laser Javier Hernández fue el único español que consiguió mejorar sus resultados. Terminó undécimo, el mejor puesto que ha conseguido el canario desde que comenzó a navegar en estos Juegos. De momento es decimoctavo en la general.

En el Finn llegó la debacle. Rafa Trujillo, vigente subcampeón olímpico, fue descalificado tras precipitarse en la salida. Las ganas de mejorar una actuación que está siendo muy discreta le sobrepasó.

Finalmente en Yngling las españolas Mónica y Sandra Azón, junto a Graciela Pisonero volvieron a caer al decimocuarto puesto, al que parecen abonadas. Salieron bien, se colocaron sextas en la primera baliza y desaparecieron.