Haas
Monoplaza Haas, en el GP de Australia. EFE

La estrecha relación entre las escuderías Haas y Ferrari está en el punto de mira en el Mundial de Fórmula 1, ya que varios equipos consideran que desde Maranello están ayudando tecnológicamente al equipo americano y lo están haciendo más allá de los límites del reglamento.

La escudería Force India ha sido la que ha pedido abiertamente a la FIA que investigue esa relación. "No sé cómo un equipo que solo lleva un par de años en la Fórmula 1 y sin apenas recursos puede fabricar un coche como ese. ¿Es por arte de magia?", ha comentado Otmar Szafnauer, director de operaciones del equipo indio.

Desde Force India recuerdan que el desarrollo aerodinámico debe ser trabajo exclusivo de cada equipo y es ahí donde denuncian que Haas podría haber recibido ayudas de Ferrari, que, a cambio, se aseguraría contar con un equipo filial en la parrilla de salida.

"Todas las superficies aerodinámicas tienen que ser tuyas. Solo puedes asegurar eso si lo investigas", añade.

Ferrari suministra a Haas numerosos componentes, como el motor y la caja de cambios, pero la dirección, la instrumentación de cabina y la suspensión delantera también son suministrados por el fabricante italiano, que además ha permitido que Dallara (constructor del chasis del equipo americano) acceda al túnel de viento de Maranello.

Las sospechas de Force India también son compartidas por McLaren, el equipo de Fernando Alonso, que calificó al monoplaza Haas como "una réplica del Ferrari".

"No tengo ninguna evidencia, pero todos sabemos que tienen una alianza muy estrecha con Ferrari. Lo que tenemos que asegurarnos es de que esa alianza no sea demasiado estrecha. Hay ciertas partes del monoplaza que se parecen mucho, pero ese es un tema para que los ingenieros de la FIA lo miren más de cerca", ha apuntado Zak Brown, CEO de McLaren.