Raphael Varane y Luis Suárez
Raphael Varane y Luis Suárez pugnan por un balón durante el Barcelona-Real Madrid. EFE

Raphael Varane fue uno de los señalados por la mala imagen que ofreció el Real Madrid en el Camp Nou. El francés no atraviesa sus mejores días, y ya van varios partidos en el que la debilidad de la zaga blanca se nota especialmente por su lado. Ante el Barcelona, fue uno de los grandes suspensos.

El central galo, campeón del mundo este verano con su selección, falló estrepitosamente en los dos goles blaugrana en la primera parte del Clásico. En el primer gol, erró al cubrir la entrada de Coutinho al gran pase de Jordi Alba. El segundo lo provocó él mismo, al zancadillear a Luis Suárez en el área, lo que propició el penalti que llegó a través del VAR.

Para más 'inri', cuando estaba intentando evitar que un balón por el lado derecho llegase a las botas del propio Suárez, estiró demasiado la pierna derecha y se acabó lesionando. Aunque completó la primera parte, se quedó en el vestuario para la segunda parte, sustituido por un Lucas Vázquez que, además, obligó a rehacer el esquema táctico, con tres atrás (Casemiro ayudando a los centrales), y el gallego de extremo.

Las primeras exploraciones a Varane determinan que sufre "molestias en el abductor derecho", y queda por ver si estará disponible para el partido de Copa del Rey contra el Melilla el miércoles.