El cerco romano de Alejandro Valverde

  • El fiscal Ettore Torri reiteró su acusación de culpabilidad.
  • El interrogatorio duró cerca de 45 minutos.
  • En Roma, Le comunicaron la apertura de una nueva investigación.
Una imagen de Alejandro Valverde. (AGENCIAS)
Una imagen de Alejandro Valverde. (AGENCIAS)
Agencias

De un lado, una parte que ve clara la vinculación de un ciclista en una red de dopaje en grado de tentativa, ante la falta de un positivo en competición. De otro, la defensa de ese corredor, que esgrime -e insiste-, avalada por un auto emitido el miércoles por el Juzgado de Instrucción nº 31 de Madrid, que esa primera parte que ve claro el delito ni es competente para juzgarlo ni tampoco lo concreta.

Ese podría ser el resumen de la comparecencia que, durante unos 45 minutos, Alejandro Valverde realizó esta tarde ante la fiscalía del Comité Olímpico Italiano (CONI), un tira y afloja entres las partes litigantes con un giro de tuerca más.

¿Cuál? La Fiscalía de Roma, a través de la sección sanitaria del cuerpo de Carabineros, notificó al murciano a su llegada a la Ciudad Eterna que este organismo, en una nueva vía abierta de manera ajena al CONI, ha abierto una investigación sobre este caso. Y según las leyes italianas, el fraude deportivo que implica el dopaje está penado con hasta dos años de prisión.

Quince días más

Ettore Torri, fiscal del CONI, el Garzón italiano de las causas vinculadas con el dopaje, aseguró que, "sin ningún género de dudas", considera al corredor del Caisse d'Epargne propietario de la sangre contenida en una bolsa, clasificada con el número 18, incautada por la Guardia Civil al doctor Fuentes en mayo de 2006 en el marco de la operación Puerto.

Torri habló de "certeza" y defendió su "plena competencia para juzgar" este caso, aún a pesar de lo dicho por la Justicia española. Valverde se defendió: "No estoy ni he estado nunca relacionado con ningún acto contrario a la normativa antidopaje".

En todo caso, el CONI espera la presentación por parte de la defensa del corredor de una memoria en la que se argumente qué motivos impiden al organismo italiano iniciar los trámites para suspender al doble ganador de la Lieja-Bastogne-Lieja. Y este plazo expira en quince días.

"Acusaciones genéricas"

La defensa de Valverde, encabezada por el italiano Federico Cecconi y el español José Rodríguez, argumentó por su parte que ni ven pruebas contra el murciano y las esgrimidas por el CONI son vagas, imprecisas, sin un referente concreto. "Falta saber el dónde, el cuándo y el cómo", señaló Cecconi.

"Valverde y sus abogados se han negado a contestar las preguntas de todo lo que no estuviese vinculado con la parte procesal", explicó Torri por parte del CONI. "No se ha producido la aportación de ningún documento que resulte relevante en relación con los actos que en principio se me imputan", indicó el corredor. Más caos, más dudas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento