Adrián Vallés, posa ante el nuevo Spyker F8-VII, durante la presentación del equipo en el circuito británico de Silverstone
Adrián Vallés, posa ante el nuevo Spyker F8-VII, durante la presentación. EFE/Spyker

El equipo Spyker de Fórmula Uno se presentó este lunes en el circuito inglés de Silverstone con el piloto alicantino Adrián Vallés en sus filas.

Vallés llega como piloto probador tras un año de estancia en la GP-2.

La llegada de esta joven promesa del automovilismo español, de tan sólo 20 años, al Campeonato del Mundo amplía a cuatro la nómina de pilotos españoles que tomarán parte en el Mundial 2007 y que completan Fernando Alonso, Pedro Martínez de la Rosa y Marc Gené.

Una trayectoria ascendente

Nacido en Teulada (Alicante) el 3 de junio de 1986. Al igual que el heptacampeón del mundo Michael Schumacher, su padre, Antonio, es el propietario de una pista de Karting en la que Vallés y su hermano Moisés han rodado desde su infancia.

En 2002 Adrián Valles se proclamó Campeón de España de la Fórmula Junior 1600 enrolado en el equipo del Circuit. Vallés dominó de principio a fin el campeonato. Ocho victorias de once carreras, once podios, "un año redondo".

Con la llegada de Vallés, la nómina de pilotos españoles en la Fórmula-1 se amplía a cuatro: Alonso, De la Rosa, Marc Gené y el propio Vallés
Fue un gran año "aprendí a ganar carreras" señala el piloto. Desde ese punto, Vallés fue ascendiendo categorías, las World Series Light, en las que terminó cuarto, las World Series, con 17 años en 2004, tres podios y finalizó 10º, en un año en que su compañero de equipo Heikki Kovalainen (actual piloto de Renault F1) fue el vencedor.

En 2005, luchó cara a cara con Robert Kubica (actual piloto de BMW Sauber F1) por el título, pero una lesión privó al piloto alicantino de afrontar las últimas carreras con garantías de éxito. Finalmente, Vallés fue segundo y dio el salto a las GP2 Series de la mano de Campos Racing.

"El fenómeno Alonso nos ayuda y nos eclipsa"

"Mi trabajo será involucrarme en el equipo, ir a todas las pruebas, dar mi opinión y más adelante ya me dirán cuando me tengo que subir en el coche para ayudarles a evolucionarlo", explicó Vallés, fichado como piloto probador de la escudería británica.

El piloto de Teulada reconoció que el fenómeno Alonso le ha ayudado a dar el salto a la F1, aunque también destacó que tiene su lado negativo: "Por un lado, nos ayuda porque España se está aficionando más a la Fórmula Uno, y por otro, nos eclipsa".