Borja Fernández, Víctor Fernández, Joseba Llorente y Jonathan Sesma con molestias musculares y el guardameta Ludovic Butelle que tuvo que retirarse con gastroenteritis se perdieron el entrenamiento de ayer del Valladolid. Pero no todo han sido malas noticias para los de Mendilíbar, ya que se reincorporó el central Iñaki Bea. A pesar de estas bajas se prevé que todos los jugadores vuelvan al trabajo mañana para preparar el siguiente compromiso liguero del domingo contra el Racing de Santander (21:00).