Un Valladolid serio
El jugador del Valladolid Sisi intenta quitar el balón a su rival del Villarreal Capdevila.(REUTERS).

El Valladolid recurrió al pragmatismo para frenar al Villarreal en un partido inteligente, con menos ímpetu de lo habitual por parte de los pucelanos, pero que cambiaron su libro de estilo para materializar su dominio en sendos goles de Llorente y Víctor.

La atracción local fue el portero debutante Sergio Asenjo, de 18 años, que se estrenó en Liga. Con Asenjo bajo los palos, el Valladolid tardó poco en golpear por medio de Joseba Llorente, pero su ocasión la frenó Viera. El equipo de Mendilibar  movió el balón y buscó los huecos, pero los de Pellegrini no dejaron agujero alguno hasta que Llorente aprovechó un centro de Sisi para inaugurar el marcador.

El Villarreal no creó verdadero peligro hasta el minuto 41, cuando el turco Nihat puso a prueba a Sergio Asenjo y éste respondió con una espléndida salida, de auténtico veterano.

El equipo castellonense comenzó a amenazar de verdad después del descanso, aunque el Valladolid supo defenderse con garra hasta que Víctor decantó el partido, asestando el golpe definitivo al equipo al que ayudó a crecer. Era el minuto 57, cuando el delantero español aprovechó un centro de Jonathan Sesma para certificar el 2-0, que al final resultó definitivo.

Mendilibar felicitó al equipo

El técnico del Valladolid, José Luis Mendilibar, se mostró muy satisfecho por la victoria y destacó especialmente la importancia de haber mantenido la portería a cero. El preparador vallisoletano destacó que sus hombres «llevaron el peso del partido en todo momento» y que el segundo gol de los suyos llegó «cuando el rival se estaba creciendo». Mendilibar felicitó a sus hombres por la victoria y aconsejó a Asenjo que no hiciera declaraciones para «asimilar su debut».