Cámara de televisión
Imagen de una cámara de televisión. ARCHIVO

La eterna polémica de las televisiones sigue coleando y el fútbol continúa sin poder solucionarla. Este fin de semana, después de una época de relativa calma, se avecina un posible escándalo.

La causa es que el vicepresidente de la LFP, Javier Tebas, admitió este jueves que la Liga ha instado a los clubs del denominado G-30 a romper su contrato con Audiovisual Sport. Esto, que finalmente se ha consumado, implicaría no permitir entrar a sus cámaras para retransmitir los encuentros. 

El Valladolid es uno de estos clubs y, teniendo en cuenta que no contempla desobedecer la petición de la LFP, el partido de este sábado ante el Barça (20:00) en el estadio Nuevo Zorrilla no sería televisado.

Recreativo, Almería, Málaga y Sporting se encuentran en idéntica situación. Esto es, sus partidos ante Sevilla, Villarreal (sábado, 20:00), Real Madrid (22:00) y Racing (domingo, 21:00) no tienen garantizada su emisión televisiva por AVS.

El Málaga-Real Madrid, al estar anunciado por La Sexta, sí que podrá seguirse en abierto. En el resto de casos, en cambio, podría no haber ninguna cámara.