El canario de 31 años permanecerá de baja durante 12 meses, aunque no será hasta dentro de siete cuando se sepa si podrá volver a jugar. Por otra parte, el ex jugador blanquiazul Mauro Silva aseguró que «fue un milagro lo que pasó con el Superdepor».