Valero Rivera
El seleccionador nacional de balonmano, Valero Rivera, en la celebración del Mundial 2013. EFE

La selección de Catar que dirige Valero Rivera se proclamó por primera vez en su historia campeona de Asia de balonmano. En una igualada final celebrada este jueves (14-14 al descanso), el conjunto catarí, subcampeón en la edición anterior, derrotó en la final por un gol (27-26) a Bahréin, el país organizador del torneo.

Torneo perfecto de Catar, que había reunido dos platas y dos bronces en un palmarés dominado por Corea del Sur y Kuwait

Una medalla de oro que redondea un torneo perfecto de la selección catarí, que dominó el grupo B de la competición y acabó invicta frente a Emiratos Árabes Unidos (14-31), Irak (11-40), Kuwait (31-23), Omán (29-13) y Japón (33-26). En su semifinal Catar doblegó al Irán que dirige Rafa Guijosa (23-22), mientras que en la otra Bahréin superó con más facilidad a los Emiratos Árabes Unidos (29-23) que prepara el también español Julián Ruiz.

Catar, país organizador del próximo Mundial, sigue rentabilizando con resultados la firme apuesta por destacar en su  gran cita, dejar de ser una comparsa a nivel internacional y mejorar el techo de la decimosexta plaza final que concretó en el Mundial de Portugal (2003). De momento inscribe su nombre en el palmarés de una competición que se disputa desde 1977 y que, tras dos éxitos de Japón, ha sido dominada por Corea del Sur (con nueve títulos) y por Kuwait (con cuatro)

Una apuesta que le llevó a contratar a un Rivera que venía de ganar el mundial de España con los Hispanos, así como a iniciar una política de nacionalizaciones (el español Borja Fernández, el francés Bertrand Roine,...) para mejorar su plantel. Concentrada durante una temporada en Barcelona, el primer gran aviso catarí llegó en las jornadas previas al arranque del Europeo de Dinamarca, cuando participó en un torneo amistoso en París, la Golden League, donde logró doblegar a Noruega (34-27), empatar con Dinamarca (23-23) y exigir a Francia (29-23 al final tras una primera parte que acabó con empate 14-14).