Valero Rivera
El seleccionador nacional de balonmano, Valero Rivera, en la celebración del Mundial 2013. EFE

El entrenador Valero Rivera ha confirmado su "punto final al ciclo como seleccionador español" debido a que "otra federación nacional se ha volcado" para lograr su fichaje, en presumible referencia a la de Catar.  

"Me voy agradecido y orgulloso de haber entrenado al equipo nacional, con el sentimiento de que lo vivido el 27 de enero en el Sant Jordi, que puede resumir todo el Mundial, es lo más importante y bonito que me ha pasado en mi carrera deportiva", se despidió Rivera a través de una carta abierta, en referencia a la medalla de oro conquistada en el reciente Mundial de España.

El técnico catalán, del que se ha especulado las últimas semanas que podría dirigir a Catar y que contaría en su cuerpo técnico con Iñaki Urdangarín, no ha querido desvelar cuál será su destino, aunque sí ha confirmado que los dirigentes de dicha federación se volcaron en convencerle. "Este punto final al ciclo como seleccionador español se debe a que ha habido otra federación nacional que se ha volcado hasta convencerme", subrayó.

Rivera accedió al cargo a finales de 2008 y, bajo su mandato, la selección española logró también la medalla de bronce en el Europeo de 2011. La agónica eliminación ante Francia en cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Londres no impidió el avance de su proyecto, que culminó en Barcelona en la final del Mundial, en la que apalizó a Dinamarca por 35-19.

Oferta a Urdangarin

El ya exseleccionador español habría ofrecido un puesto en Catar a Iñaki Urdangarin, imputado en el 'caso Noos'. El yerno del príncipe habría comunicado ya al monarca su intención de aceptar el puesto dentro del equipo técnico de Rivera en la selección catarí.

Esta sería la segunda vez que Urdangarín acepta una oferta de trabajo en el extranjero. La Casa Real, después de comprobar que Nóos desarrollaba acciones lucrativas que no eran conformes a sus fines fundacionales, asesoró a Urdangarin que se acogiera a una actividad profesional por cuenta ajena, a ser posible fuera de España. En la primavera de 2009, el duque de Palma aceptó la oferta de la filial de Telefónica en Latinoamérica para trabajar en EE UU como presidente de su Comisión de Asuntos Públicos. La familia entera residió en Washington hasta 2012, ciudad desde la que doña Cristina continuó su vinculación laboral con la Fundación "la Caixa", como directora de su Área Internacional.