Valentino Rossi
Valentino Rossi, en el Gran Premio de Malasia 2018 EFE

A Valentino Rossi no le salieron bien las cosas en el Gran Premio de Malasia en Sepang. El italiano de Yamaha lideró toda la carrera, aprovechando que la sanción de Márquez le obligaba a salir desde la séptima posición, pero se fue al suelo cuando sólo quedaban cuatro vueltas y luchaba por llevarse la victoria ante el campeón del mundo.

Un contratiempo que Rossi ha utilizado para ironizar con su estado de ánimo: "Habrá que esconder todas las cuerdas y los cordones para evitar que haga cualquier estupidez", dijo.

Una caída que el '46' no ha querido valorar al no haberla visto aún por televisión en el momento de comparecer ante la prensa: "Evidentemente, si me caí es que cometí un error. No sé si iba más largo porque esa curva, más o menos, la hacía siempre igual. Pero podría ser, no la vi por televisión".

Rossi elogió la conducción de Márquez, dejando a un lado su ya conocida rivalidad: "Es el que más fuerte está de todos", comentó. "Esperaba que me cogiera lo más tarde posible y nos la jugábamos. Estaba atento a si se me cerraba de delante. Me parecía que entraba normal", dijo, descartando que fuera su duelo con el campeón el que propiciara su caída.

Por su parte, Márquez aseguró que competir con Valentino Rossi es una gran motivación,a lo que replicó el nueve veces campeón del Mundo: "Estoy contento de ser una motivación para Márquez. Es una gran satisfacción".