El Valencia en Liga de Campeones
El jugador del Valencia Edu disputa el balón con el del Salzburgo, Ezequiel Carboni. Kai Försterling/Efe

El Valencia logró dar la vuelta a la eliminatoria tras imponerse por 3-0 al Salzburgo aunque no evitó el sufrimiento para certificar su pase a la Liga de Campeones, tras un partido que solventaron en la primera parte ante un equipo austríaco que llegó a poner el miedo en el cuerpo de los valencianistas.

El equipo valenciano se topó con un Salzburgo que vino a defenderse pero que se vio obligado a remontar el marcador si quería cumplir su objetivo y aunque no generó ocasiones claras, se acercó con peligro a la meta valenciana, sobre todo en la segunda parte y sólo en el último minuto el tanto de Silva dejó clara la eliminatoria.

Los nervios iniciales del Valencia, que se percibían también en la grada, quedaron neutralizados a los once minutos de juego Villa recibió un pase en profundidad y se plantó solo ante el meta Ochs que sacó la mano para evitar el tanto del asturiano pero el rechace llegó a Morientes que, a placer, no perdonó.

Los nervios iniciales del Valencia quedaron neutralizados con el gol de Morientes

Era la primera ocasión del Valencia y hasta ese momento, el equipo austríaco había presionado bien las salidas valencianistas y estaba muy ordenado y serio aunque no demostraba la misma solvencia en ataque.

Más corazón que cabeza

El equipo de Quique Sánchez Flores había igualado la eliminatoria y quería buscar el gol de la clasificación aunque jugaba con más corazón que cabeza y además, constantemente interrumpido por las faltas de los jugadores del Salzburgo.

Antes de cumplirse la media hora de juego, Orosz no acertó en el último remate en el único acercamiento austríaco con peligro a las inmediaciones del área de Cañizares.

Posteriormente, en una llegada del Valencia al área austríaca Edu levantó el balón por encima de la defensa para la internada de Villa pero el centrocampista argentino Carboni tocó el balón con la mano y el árbitro decretó la pena máxima.

Ochs volvió a detener el balón al asturiano pero en el rechace, el 'Guaje' le batió.

La Liga de Campeones estaba a la vuelta de la esquina y el Valencia empezó a carburar y a llegar con más cordura y peligro aunque sin crear ocasiones claras ante un inoperante Salzburgo, que apenas inquietó a Cañizares.

Sufrimiento

El Salzburgo, acuciado por la necesidad, empezaba a avisar y a rematar con cierto peligro aunque sin acierto y el Valencia parecía acusar el esfuerzo físico de la primera parte y Quique empezó a mover el banquillo.

A medida que se acercaba el final del partido, el Salzburgo se acercaba cada vez con más insistencia a la meta de Cañizares aunque no encontraba el camino del gol y el Valencia buscaba a la contra el gol de la sentencia que le permitiera jugar con tranquilidad los instantes finales.

En el último minuto Silva puso la tranquilidad y la algarabía en las gradas con el tercer tanto valencianista.

FICHA DEL PARTIDO

Valencia (3): Cañizares, Angulo, David Navarro, Albiol, Moretti, Silva, Albelda, Edu (m.88, Marchena), Vicente (m.72, Gavilán), Morientes (m.66, Regueiro) y Villa.

Salzburgo (0): Ochs, Bodnar, Vargas, Linke, Dudic, Pitak, Tiffert (m.55, Vonlauthen), Carboni, Kovac (m.63, Jezek), Aufhauser y Orosz (m.46, Lokvenc).

Goles: 1-0, m.11: Morientes. 2-0, m.31: Villa. 3-0, m.93+: Silva.

Arbitro: Lubos Michel (Eslovaquia). Mostró cartulina amarilla al local Angulo y a los visitantes Bodnar, Vargas y Tiffert.