Los futbolistas del Valencia David Albelda y Santiago Cañizares, a quienes Ronald Koeman, entrenador del equipo, les comunicó ayer que no cuenta con ellos para lo que resta de temporada, acudieron hoy a entrenar en solitario a la ciudad deportiva del Valencia.

Los jugadores trabajaron en el gimnasio durante casi una hora y posteriormente ambos realizaron carrera continua suave antes de retirarse al interior del vestuario.

Ambos futbolistas trabajaron en solitario, ya que la plantilla se encuentra en San Sebastián puesto que esta noche disputa en Irún, ante el Real Unión el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Poco después de la llegada de los futbolistas, acudió a las instalaciones el director deportivo del club, Miguel Ángel Ruiz, quien eludió hacer declaraciones y remitió a los medios de comunicación a la nota institucional que poco después emitió el club.

Posteriormente, alrededor de las 12.00, llegó a la ciudad deportiva Alberto Toldrá, representante de ambos jugadores, quien acudió en compañía de un ayudante y ratificó el anunció del club de que mañana los futbolistas darán su opinión sobre lo ocurrido en una rueda de prensa.

El agente se limitó a afirmar que las "formas" en las que el club había decidido dar por terminada la etapa de Cañizares y Albelda en el club le había parecido "un poco extrañas".