Usain Bolt
Usain Bolt, en una foto de archivo. (REUTERS)
El jamaicano Usain Bolt, nuevo icono del atletismo mundial, regresó en Zúrich a las pistas una semana después de su gesta en los Juegos Olímpicos de Pekín y prolongó su racha victoriosa, pero esta vez, sin sus dos grandes rivales en 100 metros, se impuso con una marca "humana" ( 9.83) tras una salida lenta (193 milésimas).

Mi salida no fue buena, y como estoy resfriado, sólo me concentré en ganar"

El estadounidense Walter Dix, bronce en los Juegos de Pekín, se arrojó sobre la línea de meta pero aun así sólo pudo llegar 16 centésimas después que el prodigio jamaicano (9.99). El trinitense Richard Thompson, que había sido subcampeón olímpico, terminó hoy tercero con 10.09.

Bolt, de 22 anos recién cumplidos, asombró al mundo en Pekín tanto por sus tres medallas de oro como por los récords mundiales que las acompañaron: 9.69 en 100 metros, 19.30 en 200 y 37.10 en relevos 4x100. Nadie había logrado nada semejante.

En la Weltklasse de Zúrich, penúltima prueba de la Golden League, no estuvieron su compatriota Asafa Powell ni el estadounidense Tyson Gay, los dos atletas que le disputan la supremacía de la velocidad mundial, pero si 38 medallistas olímpicos, entre ellos 14 campeones.

"Mi salida no fue buena, y como estoy con un principio de resfriado, sólo me concentré en conseguir la victoria", comentó Bolt.

 

Los españoles 

En lo referente a los españoles, en 1.500, Higuero, que se declaró "un poco cansado" a su regreso de Pekín, corrió por dentro y atrás. A su estela se puso Arturo Casado, que sufrió mucho con el ritmo de las liebres (55 los 400, 2:50.48 los 1.200) y terminó abandonando en la última vuelta.

El burgalés respondió al desafío africano y obtuvo el quinto puesto, como en la final olímpica, con una marca de 3:33.37.

"No esperaba estar tan rápido después del largo viaje de Pekín", declaró Higuero. "La pena es que la carrera se ha parado a 300 de la meta. Yo esperaba encontrar un hueco cuando se lanzara, pero nada. De todas formas estoy contento con la marca y creo que en Bruselas (el viernes próximo) puedo hacer marca personal".

Ruth Beitia
, por su parte, quería dejar atrás su decepción olímpica (sólo séptima en altura) con una buena competición en Zúrich y volvió a saltar en pie de igualdad con las mejores. Solo cinco superaron el listón en 1,95, pero la cántabra se quedo ahí, cuarta.

Idéntico resultado obtuvo Luis Felipe Meliz en longitud, con una marca de 7,94 en la quinta ronda.

Antonio Jiménez "Penti"
, que hubo de resignarse a seguir los Juegos en casa por televisión, ya que no se ganó el puesto en el equipo, salió con ganas en 3,000 obstáculos, pero el ritmo marcado por el keniano James Kosgei (2:38.55 el primer mil) le dejó totalmente descolgado ya en la segunda vuelta. El sevillano optó por retirarse a cuatro vueltas del final.