Uri Geller y Lewis Hamilton.
Hamilton sostiene una cuchara doblada por Uri Geller. URIGELLER.COM

En primer lugar, hoy no es 28 de diciembre.

Para conocer el final de la historia hay que esperar al 2 de noviembre, fecha del GP de Brasil que cierra el Mundial de Fórmula 1 y que puede coronar campeón a Lewis Hamilton.

¿El principio? Una cuchara en 1975 y el mentalista israelí Uri Geller embobando a media España mientras las doblaba a pares con el poder de su mente, o eso parecía.

¿Y qué tiene que ver una cosa con otra? Geller es el consejero mental de Hamilton, su Pepito Grillo en positivo, como contaba en primera persona a 20minutos.es desde Inglaterra.

Antes de cada carrera le mando mensajes positivos a Hamilton

«Un día iba con mi mujer conduciendo cuando vi a Lewis en una esquina, junto a un amigo que resultó ser un rapero famoso (Pharrell Williams). Soy un gran fan suyo, así que paré el coche y estuvimos charlando. Le hice el truco de la cuchara y cuando la doblé se quedó loco. Intercambiamos los móviles y ahí comenzó nuestro trabajo».

Geller parece haber domado al impetuoso Hamilton: «Antes y después de las carreras le mando mensajes positivos. Le digo que visualice la victoria y que cualquier cosa que sueñe la puede materializar. Su poder es enorme».

El poderío de Hamilton se pondrá a prueba en Brasil, donde tiene el título a huevo: «Yo creo que está preparado mental y físicamente para ganar y será un orgullo para mí».

Antes de rechazar con educación cualquier pregunta sobre sus charlas privadas con Lewis y el protagonismo en ellas de un conocido piloto asturiano, Geller desvela otra sorpresa: «También doy consejos a varios futbolistas de la Liga española, y muy importantes».