Doblete francés
Karim Benzema marcó los dos goles del Real Madrid, el segundo tras un grave error de Ulreich. EFE

El Real Madrid se ha clasificado para la final de la Liga de Campeones del próximo 26 de mayo en Kiev, después de eliminar por un global de 4-3 a un Bayern de Múnich que ha jugado a gran nivel en el Santiago Bernabéu. El equipo de Zidane ha sabido sufrir y se mete en su cuarta final de la Liga de Campeones en los últimos cinco años.

Keylor Navas: Probablemente el mejor jugador del encuentro. El Bayern realizó un asedio constante y el costarricense realizó varias paradas de muchísimo mérito, especialmente una a Tolisso a bocajarro.

Lucas Vázquez: Peleón, se vació en un puesto que no es habitual para él. Zidane le usó como lateral derecho en ausencia de Carvajal, y se notó que a nivel táctico estaba verde, pero se lo dejó todo sobre el césped.

Varane: Pareció que iba a tener que ser sustituido en los primeros compases de partido por problemas físicos, pero aguantó y jugó un gran partido. Muy bien por arriba ante los centros al área del equipo bávaro.

Sergio Ramos: Falló estrepitosamente en la jugada del 0-1, que acabó en tanto de Kimmich. Sin embargo, consiguió serenarse y jugó a gran nivel el resto del encuentro, siendo clave en la resistencia del equipo blanco.

Marcelo: Con menos peso en ataque del que suele ser habitual, también motivado por el contexto del partido, pero aún consiguió colar alguna pelota peligrosa a campo rival.

Modric: Tuvo un partido muy delicado, porque Zidane le pidió defender la banda derecha, por lo que se vio obligado a hacer esfuerzos enormes. No le tembló el pulso y se machacó para ayudar, aunque no pudo lucir con pelota.

Kovacic: Probablemente el peor blanco sobre el terreno de juego. Fue constantemente a la presión y a su espalda quedó siempre libre, zona que explotó constantemente James Rodríguez.

Kroos: Sufrió mucho en defensa porque su compañero en medio campo, Kovacic, le obligó a esfuerzos muy largos. Con pelota dio pausa y criterio, pero como el equipo no tenía balón, lució menos de lo normal.

Asensio: De menos a más. Sin ser decisivo, en algunos momentos consiguió conducir el cuero a campo abierto y estirar al equipo. Trabajó mucho en defensa y acabó agotado.

Benzema: El mejor jugador de campo del equipo blanco. Marcó los dos goles y estuvo muy participativo cada vez que intervino, se quitó un enorme peso de encima después de una mala temporada.

Cristiano Ronaldo: Falló un gol muy claro, apareció menos veces en zona de remate como suele ser habitual. Sin embargo, estuvo muy activo a la hora de ayudar en defensa y robó varios balones que le dieron aire a su equipo. Discreto en ataque para lo que suele ser habitual pero ayudando en lo colectivo.

Casemiro: Ayudó a mantener el orden defensivo, que tanto costó hasta su entrada. Fue un apoyo para evitar que los centros al área produjeran tanto peligro.

Bale: Jugó en banda izquierda y estuvo bien cuando entró. Estiró al equipo en varias ocasiones y ayudó a tapar ese perfil en defensa.

Nacho: Entró en el tramo final por un agotado Asensio y apenas tuvo que participar.