Gareth Bale, héroe de la decimotercera Copa de Europa del Real Madrid.
Gareth Bale, héroe de la decimotercera Copa de Europa del Real Madrid. EFE

El Real Madrid ha conseguido lograr su decimotercera Copa de Europa, una cifra para la historia. El equipo blanco ha sumado su cuarta Champions League en cinco años, que corona a Zinedine Zidane. Gareth Bale ha sido el gran futbolista de la final, al marcar dos goles cuando el partido estaba empatado.

Keylor Navas: No tuvo gran trabajo porque el Liveprool no logró rematar con continuidad, pero hizo un paradón tremendo a Alexander-Arnold en el minuto 22.

Carvajal: Se lesionó en el tramo final de la primera parte tras dar un taconazo. Se retiró llorando y las sensaciones son que puede peligrar el Mundial.

Varane: Estuvo muy seguro durante todo el partido, especialmente en el tramo inicial del encuentro con la amenaza de Sadio Mané.

Ramos: Gran partido. Siempre seguro en el corte y en las anticipaciones, demostró su jerarquía y tranquilidad en momentos límite.

Marcelo: Dio el pase a Gareth Bale en la jugada de la chilena del galés. Sufrió en el tramo inicial con la presencia de Salah, pero sumó en ataque.

Casemiro: Estuvo poco acertado en el pase, perdiendo varios balones, pero ayudó en defensa para que Firmino no pudiera brillar. Aprobado.

Modric: Descomunal, sobre todo, en el trabajo defensivo, lo que explica su tremenda implicación en el encuentro. Además, ayudó con sus conducciones en el segundo tiempo.

Kroos: Mostró una gran tranquilidad durante todo el encuentro, conservando la pelota y mostrando su tremendo nivel en todo momento.

Isco: En el primer tiempo estuvo poco activo. En el segundo, disparó al larguero en una buena ocasión y tuvo una buena ocasión antes de ser sustituido en el minuto 60.

Benzema: Marcó el 1-0 en una acción de pillo, pero sobre todo, mantuvo la calma y demostró su enorme calidad en todo momento,. Con el permiso de Bale, el gran jugador de la final.

Cristiano Ronaldo: Estuvo activo para buscar el gol, pero no lo encontró. Tampoco tuvo oportunidades claras.

Gareth Bale: El gran héroe de la final. Marcó un descomunal golazo de chilena y anotó el 3-1 después de un grave fallo de Karius.

Nacho: Dejó de hacer tanto daño como cuando Carvajal ocupaba el lateral derecho, pero mantuvo la compostura en defensa.

Asensio: Entró para perder tiempo.