Cabezas y Tusek, dudas. Unicaja comenzó ayer a preparar en el Martín Carpena el tercer partido de los cuartos de final de la ACB que le enfrentará al TAU en el Buesa Arena el próximo viernes después de que los vitorianos se hayan impuesto en los dos primeros. Cabezas y Tusek serán serias dudas para el choque debido a sus lesiones.

Una derrota apartaría a los de Scariolo de la lucha por el título. La eliminatoria, además, regresa a tierras vascas cargada de polémica por las provocaciones y los gestos obscenos que Rakocevic dirigió a la afición malagueña el pasado domingo en la recta final del choque cuando se le reprochó su actitud chulesca. La bronca fue de órdago.

En Unicaja ni perdonan ni olvidan la actitud del serbio, como ya le dijo Marcus Brown en el túnel de vestuario:  «Te reto en Vitoria. Me escuchas. Serás castigado y te voy a joder». Desde el club, su presidente, Francisco Molina, manifestó su malestar: «Espero que Rakocevic regrese a Málaga el domingo. Saldremos muy motivados».