La derrota del Valencia ante el Levante (4-2) no sentó bien entre la afición más radical del equipo, que ayer acudió al entrenamiento para increpar a sus jugadores. «Joaquín, cuéntanos un chiste», «Albelda, pide más dinero» o «¿Estáis todavía de resaca?» fueron algunas perlas que lanzaron los radicales. Los insultos no sentaron bien y algunos jugadores se encararon contra el público. Albelda, el más enfadado, tuvo que ser agarrado por sus compañeros para que la cosa no llegara a las manos. «Al final os vais a quedar con un equipo de mierda», les gritó.