El ultra del Real Betis Manuel H.P., de 30 años, que agredió el 27 de abril de 2017 a un hombre en una terraza de la Plaza Nueva de Bilbao horas, antes de celebrarse el partido de liga entre el equipo sevillano y el Athletic Club en la capital vizcaína, ha aceptado la pena de ocho meses de cárcel por un delito contra la integridad moral, tras alcanzarse un acuerdo entre las partes.

Además, el otro acusado, que difundió la grabación en redes sociales, será condenado a seis meses de prisión. El Juzgado de lo Penal número 2 de Bilbao juzgó este martes a ambos. Tras llegar a un acuerdo entre las partes, se ha celebrado una vista de conformidad.

El principal acusado no se ha desplazado al Palacio de Justicia de Bilbao y, en principio, iba a declarar por videoconferencia. Éste, que se enfrentaba a una petición fiscal de 18 meses de prisión por un delito de odio, ha aceptado que se le condene a ocho meses por un delito contra la integridad moral.

Los hechos ocurrieron el 27 de abril de 2017, antes de celebrarse el partido entre el Athletic y el Betis, cuando el acusado se acercó a un hombre que estaba sentado en una terraza en la Plaza Nueva, le increpó al grito de 'Viva España' y le preguntó si era "proetarra". Acto seguido, le tiró una cerveza en la cabeza y le pegó un tortazo.

El agredido logró escapar de otro golpe que le lanzó el agresor y de una fuerte patada, que impactó en el perro que acompañaba el agredido. Manuel H.P. cuenta con un largo historial delictivo, y es conocido en el mundillo ultra. El vídeo grabado por un acompañante del agresor se hizo viral.