Pep Guardiola.
Pep Guardiola. EFE

El futuro del Manchester City en la Champions League depende del organismo regulador financiero de la UEFA. El máximo organismo del fútbol europeo ha anunciado el traslado de su caso a la cámara de adjudicación del Comité de Control Financiero de Clubes para que estudie más a fondo el posible incumplimiento del 'fair play' económico.

El comunicado de la UEFA es el siguiente:

"El investigador jefe del Comité de Control Financiero de Clubes (CFCB), tras consultar con otros miembros de la cámara de investigación independiente del CFCB, ha decidido enviar el caso del Manchester City a la cámara de adjudicación del CFCB tras el cierre de su investigación.

La cámara de investigación del CFCB abrió una investigación al Manchester City FC el 7 de marzo de 2019 por un posible incumplimiento de las reglas de Juego Limpio Financiero (FFP) como se ha recogio en varios medios de comunicación.

La UEFA no hará ningún comentario más sobre este asunto hasta que se anuncie una decisión por parte de la cámara de adjudicación del CFCB."

La investigación comenzó a principios del mes de marzo, cuando una información del New York Times colocó al club británico en el ojo del huracán. Según dicho periódico, el City trató de engañar a los reguladores financieros de la UEFA en su declaración de cuentas por saltarse las normas a la hora de la captación de patrocinios.

La consecuencia directa de una sanción, de producirse, es la exclusión de la próxima temporada de la Champions League, para la que el equipo entrenado por Pep Guardiola partirá como uno de los favoritos.

En un comunicado, el City se ha defendido negando la mayor y calificando de mentiras las acusaciones:

"El Manchester City está decepcionado, pero lamentablemente no sorprendido, por el súbito anuncio de la investigación que realizará el investigador jefe de la CFCB Yves Leterme.

Las filtraciones a los medios de comunicación son indicativos del proceso que ha sido supervisado por el Sr. Leterme.

El Manchester City confía totalmente en un resultado positivo cuando el asunto sea considerado por un cuerpo judicial independiente. La acusación de irregularidades financieras sigue siendo totalmente falsa y la CFCB ignora por completo la evidencia irrefutable proporcionada por el Manchester City a la cámara.

La decisión contiene errores, interpretaciones erróneas y confusiones que se deben fundamentalmente a una falta básica de garantías procesales, y el Manchester City plantea importantes cuestiones no resueltas como parte de lo que el club considera un proceso totalmente insatisfactorio, restringido y hostil".