Análisis individual de los jugadores del Espanyol que participaron en la final de la Copa de la UEFA ante el Sevilla:

- Gorka: Apenas pudo hacer nada en los goles del Sevilla, pero estuvo providencial en las aproximaciones del Sevilla durante la segunda parte. No tuvo suerte en la tanda que decidió el ganador de la final.

- Zabaleta: Sufrió en el lateral derecho y actuó luego como pivote. Realizó un gran despliegue físico, pero apenas se incorporó en ataque.

- Jarque: Nervioso en el arranque del partido, se vio obligado a bregar con los potentes delanteros del Sevilla y sufrió en cada aproximación del rival. Fue el encargado de darle salida de balón a su equipo.

- Torrejón: Cumplió como central, pero el poderío de Kanouté le llevó de cabeza durante casi todo el partido. Aunque fue el más joven de su equipo, no le perdió la cara al encuentro.

- David García: No llegó a tiempo de tapar a Adriano en el primer gol del Sevilla y acabó desfondado. Tampoco pudo frenar a Navas en la jugada del segundo gol del Sevilla.

- Moisés Hurtado: Desubicado en el arranque, superado por la magnitud del partido, fue tomándole pulso al choque poco a poco. Fue expulsado en el minuto 67 por cortar una acción de Kerzhakov.

- De la Peña: El trivote de Juande -Martí, Poulsen y Maresca- ahogó su creatividad, aunque en la segunda parte encontró más espacios. No fue ni mucho menos su mejor partido y durante sus últimos minutos estuvo más pendiente del árbitro que del balón.

- Rufete: Intentó progresar por su banda, pero con escaso éxito. Fue el primer jugador sustituido por Valverde.

- Luis García: Siempre por detrás de Tamudo, peleó entre líneas, pero la red del Sevilla le atrapó una y otra vez. Trabajó enormemente en defensa, lo que deslució su aportación ofensiva. Falló el primer penalti de la tanda.

- Riera: Frío al principio, resucitó a su equipo a la media hora de juego con una sensacional jugada que culminó de la mejor manera. Dispuso de otra extraordinaria ocasión en la reanudación, un disparo que Palop salvó de manera extraordinaria. Fue el jugador más peligroso del Espanyol.

- Tamudo: Sustituido en el minuto 72, el capitán no tuvo su noche. Sólo protagonizó un disparo peligroso, repelido por Palop en la segunda parte.

Suplentes:

- Pandiani: Se convirtió en la referencia ofensiva de su equipo en la segunda parte, pero apenas le llegaron balones.

- Lacruz: Ocupó el lateral derecho cuando Valverde recompuso a su equipo tras la expulsión de Moisés Hurtado. Intentó frenar las internadas de Puerta.

- Jonatás: Suplió a De la Peña a falta de cuatro minutos para el final del tiempo reglamentado y se convirtió en el futbolista determinante de su equipo. A falta de dos minutos para el cierre de la prórroga, resucitó a su equipo, aunque falló el penalti que significó la derrota de su equipo en la tanda.