Antonio Conte
Imagen de archivo del entrenador de la Juventus, Antonio Conte. EFE

El tribunal de apelación de la Federación de Fútbol de Italia (FIGC) confirmó este miércoles la sanción de 10 meses de inhabilitación impuesta en primera instancia al entrenador del Juventus de Turín, Antonio Conte por el caso del escándalo de amaño de partidos y fraude en apuestas deportivas.

Estas sanciones se enmarcan dentro del escándalo por la existencia de una trama, con ramificaciones en el extranjero, que condicionó o intentó condicionar durante varios meses y hasta la temporada 2010-2011 los resultados de algunos partidos de varias categorías del fútbol italiano.

La investigación por la Justicia ordinaria continúa, mientras que por la vía deportiva ya se han celebrado varios procesos , viéndose implicados varios clubes y jugadores tanto de la Primera como la Segunda División, así como de categorías inferiores.

Conte, que con el Juventus es el vigente campeón del campeonato italiano, no podrá ejercer como entrenador durante este periodo al ser considerado culpable de no informar a las autoridades que conocía las irregularidades que se iban a cometer en un encuentro cuando era entrenador del Siena en la temporada 2010-2011.

Se confirmó la inocencia de otros jugadores imputados, como Di Vaio, Masiello, Padelli o Belmonte El entrenador juventino, que siempre se ha declarado inocente, recurrirá ahora al Tribunal de arbitraje del Comité Olímpico italiano.

Al inicio del proceso deportivo, Conte había decidido pactar una pena de dos meses de inhabilitación, pero el juez desestimó sanción y condenó al técnico a 10 meses.

En apelación, el tribunal ha confirmado la pena, aunque solo le ha considerado culpable de omisión en el caso de uno de los dos partidos sobre los que estaba acusado el Albinoleffe-Siena.

Otros afectados

Por otra parte, el tribunal ha reducido de ocho a seis meses la sanción al segundo entrenador juventino Angelo Alessio.

En la sentencia de apelación también se ha confirmado la absolución del defensa de la Juventus de Turín, Leonardo Bonucci, así como de su compañero de equipo Simone Pepe.

También se  confirmó la inocencia de otros jugadores imputados como Marco Di Vaio, Salvatore Masiello, Daniele Padelli, Giuseppe Vives y Nicola Belmonte, mientras que confirmaron los seis meses de inhabilitación por omitir denuncia al jugador del Bolonia Daniele Portanova.

Los jueces acogieron la apelación del Grosseto, que había sido excluido de la Serie B (segunda división) y retrocedido a divisiones inferiores, mientras que confirmó el descenso del Lecce, que militaba en segunda.

También se confirmó la inhabilitación de tres años al futbolista del Siena Emanuele Pesoli, que hace unos días se había encadenado a la sede de la Federación de fútbol como protesta.