Un Tour inspirado en la Vuelta; una Vuelta que bebe del Tour

  • La ronda gala presenta su recorrido de 2015 este miércoles en París, pero ya ha trascendido que contará con poca crono y muchos finales en cuesta o alto.
  • El modelo del próximo Tour sigue los cánones de la Vuelta, carrera adquirida por ASO y que, por su parte, en 2015 tendrá una carrera femenina el último día.
Los ciclistas de la Vuelta 2014 afrontan una curva de herradura en la ascensión a San Miguel de Aralar.
Los ciclistas de la Vuelta 2014 afrontan una curva de herradura en la ascensión a San Miguel de Aralar.
JAVIER LIZÓN / EFE

El Tour de Francia siempre fue el faro del ciclismo y, dentro de las carreras de tres semanas, la gran abanderada de las pruebas por etapas. El Giro de Italia siempre fue más a su aire por su peculiar idiosincrasia, pero nunca rompió del todo. Y la Vuelta, más joven, menos madura, seguramente menos privilegiada en pedigrí y lustre, fue más fiel a esos cánones... Hasta los últimos años.

La apuesta por las etapas cortas y la acumulación de finales en cuesta, la concentración de la emoción en los finales, con un formato a veces que parece ideado para mayor gloria de las plataformas de vídeo online son mimbres que potencialmente siempre han estado ahí pero la ronda española se ha encargado de reforzar en los últimos años. Una apuesta que le ha salido bien en términos de incertidumbre y en el marco de sus mejores participaciones históricas. Un 50% de finales en pendiente que ahora, con matices y variables, la Vuelta exporta a Francia.

Parte de Amaury Sport Organisation desde que la empresa organizadora del Tour ingresó y creció en el accionariado de Unipublic, la Vuelta ha conseguido ir más allá del soporte logístico y financiero de la Grande Boucle para lograr que ésta imite sus mimbres deportivos. Una mimesis que alcanzará este miércoles en París, donde se presenta una edición 2015 de la ronda gala de la que ha trascendido la existencia de poca contrarreloj y hasta ocho finales en cuesta o en alto. Circunstancias inéditas para una buena generación de ciclistas franceses escaladores.

La Vuelta es del Tour, pero el Tour se deja influenciar por la Vuelta. La ronda española, sin embargo, incorpora una novedad de cara a 2015, cuyo recorrido ultima y será presentado en enero: una carrera femenina para el último día. Y es que la Vuelta, imitando La Course que ha puesto en marcha ASO en los Campos Elíseos, organizará una prueba similar en Madrid. Una opción que ya habían dejado caer repetidas veces en los últimos meses y que Javier Guillén confirmó este martes en Cyclingnews, horas después de una información aparecida este martes en Marca.

"Estamos trabajando en los detalles, pero será el último día en Madrid. Será muy similar a La Course y tendrá el mismo objetivo: ayudar al ciclismo femenino", indicó el director de la Vuelta sobre un ciclismo femenino que, en términos de calendario y estructura, vive horas bajas en España. Y que el Tour se fije en el trabajo de su otra carrera lima incertidumbres en unos tiempos en los que diferentes estamentos proponen reducciones de su calendario de cara a un futuro cercano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento