Cadel Evans y Alberto Contador
Cadel Evans, izquierda, observa en la distancia a Alberto Contador. (IAN LANGSDON / REUTERS) REUTERS

El francés Sandy Casar, de la Française des Jeux, superó hoy en el esprint final a sus tres compañeros de fuga y se anotó la decimoctava etapa del Tour, disputada entre Cahors y Angoulême, de 211 kilómetros de recorrido con un tiempo de 5h13:31.

Casar, de 28 años, fue el más rápido entre los cuatro corredores que protagonizaron una maratoniana escapada y firmó la segunda victoria francesa en la presente edición, a una media de 40,38 kms/hora, el mismo registro que el belga Axel Merckx (T-Mobile), el galo Lefevre (Bouygues) y el veterano holandés Michael Boogerd, que se retirará a final de temporada con 12 participaciones a sus espaldas.

El pelotón cruzó la meta a más de ocho minutos con el español Alberto Contador de maillot amarillo, si bien el corredor del Discovery ha visto mermada en tres segundos, según la clasificación oficiosa, su ventaja con respecto al segundo clasificado, el australiano Cadel Evans (Predictor-Lotto), que en la contrarreloj de mañana saldrá a 1:50 segundos del líder.

El Discovery cumplió con el objetivo de llevar cómodo al líder y mantener el primer puesto por equipos, en una jornada larga, previsible, aburrida para todos menos para el vencedor, de recreo antes de la batalla que decidirá la foto del podio de París.

La contrarreloj de este sábado entre Cognac y Angulema, de 55 kilómetros, terminará de definir el podio final de París. Un recorrido de perfil llano, menos complicado que el de Albi, para especialistas y los que tengan aún fuerza en las piernas.