Gareth Bale.
Gareth Bale. EFE

Gareth Bale llegó al Real Madrid en verano de 2013. Cinco años y medio después, apenas chapurrea unas pocas palabras en castellano, lo que ha derivado en unos problemas de comunicación que afectan en el campo.

Aunque no es el único (Toni Kroos tampoco se suele expresar en el idioma de Cervantes y llegó sólo un año después que Bale), su falta de interés en aprender el idioma del equipo donde juega se ha entendido como una muestra de poco compromiso y una falta de actitud que le ha granjeado muchas críticas. En estos años, sólo una entrevista oficial a los medios del club y un tuit de felicitación a Lucas Vázquez han sido sus pocas expresiones en español.

John Benjamin Toshack, ex entrenador del Real Madrid y descubridor de Bale, le aconseja que aprenda español cuanto antes. "Cuando vas a un país, por respeto al club, a su gente, tienes que intentar aprender a hablar el idioma de ese país. Bale debería intentarlo", señalo el veterano técnico en 'El Transistor' de Onda Cero. Para Toshack, las críticas al 'expreso de Gales' se deben a que "las lesiones le han pasado factura" pese a que es "un talento excepcional".

"Hice debutar a Bale con la selección de Gales con 17 años como lateral izquierdo. Es un jugador fantástico cuando está bien", asevera Toshack.