Aranda en el Levante - Zaragoza
Carlos Aranda rodeado de jugadores en el Levante - Zaragoza. EFE

Xavi Torres y Héctor Rodas, exjugadores del Levante que actualmente militan en el Betis, abrieron las declaraciones de este lunes en una jornada en la que se retoma la instrucción del presunto amaño en 2011 de un partido entre el Levante y el Zaragoza.

Desde hace semanas, los jugadores que entonces jugaban en estos dos equipos han prestado declaración en el juzgado de instrucción número 8 de Valencia ante la jueza Isabel Rodríguez.

Xavi Torres y Héctor Rodas, ex del Levante y ahora en el Betis, fueron los primeros en llegar a la Ciudad de la Justicia pocos minutos después de las nueve de la mañana. Una hora después llegó su entonces compañero Cristian Stuani, que ahora juega en el Espanyol.

Se espera que también acudan Carlos Diogo y Braulio Nóbrega

Se espera que también acudan Carlos Diogo y Braulio Nóbrega, aunque no se ha hecho pública la lista de comparecientes.

Otros jugadores de ambos equipos como Ander Herrera, Gustavo Muúa, Rubén Suárez o Rafa Jordà podrían haber pedido aplazar su declaración.

Hace unas semanas ya pasaron por el juzgado exjugadores del equipo maño, exdirigentes de la entidad y Agapito Iglesias, ex propietario del club aragonés.

La Fiscalía Anticorrupción se querelló contra los integrantes de ambas plantillas así como contra algunos dirigentes del Zaragoza y contra el propio club aragonés, al que acusó de sobornar a los jugadores del Levante para obtener un triunfo que le permitió eludir el descenso a Segunda División.

Según fuentes conocedoras del caso existen numerosos indicios materiales de movimientos de dinero que confirmarían este amaño.

Entre los indicios destaca que la mayoría de jugadores del Levante apenas sacaron dinero en los meses siguientes al partido, cuando lo hacían habitualmente antes del mismo.

Si la jueza, una vez finalizada la instrucción, no decide dictar el archivar el caso y abre auto de procedimiento abreviado, la Fiscalía podría solicitar penas que según el Código Penal podrían incluir multas económicas, la inhabilitación de los implicados y la cárcel.