Torres
Fernando Torres celebra un tanto conseguido en Anfield con la camiseta del Liverpool. (Efe) EFE

Fernando Torres fue de nuevo el protagonista en la goleada del Liverpool sobre el Portsmouth (4-1).

Llegó el conjunto de Harry Redknapp como una amenaza, por sus seis victorias consecutivas y salió volteado por la actuación de "the Kid".

Torres comenzó la jugada del primer gol, que culminó el israelí Yossi Benayoun, tras un pase del australiano Harry Kewell (m.13) y provocó el gol en propia meta de Sylvain Distin, tres minutos después.

En el segundo tiempo, recortó distancias Benjani Mwaruwari (m.57), pero Torres volvió a devolver la tranquilidad a las gradas de Anfield, tras rematar pegado al poste dentro del área (67) y cerrar el partido con una volea tras un pase de cabeza de Steven Gerrard (m.85).

Torres: "Fue la clave" 

Rafa Benítez alabó la labor del delantero. "En los primeros minutos hicimos un gran trabajo. En la primera parte estuvimos realmente bien, creando ocasiones y marcando goles, pero nos entraron algunos nervios cuando el Portsmouth marcó el 2-1. Nosotros necesitábamos entonces un tercer gol. Y Torres nos dio ese gol", explicó hoy el entrenador español en declaraciones recogidas en la página web oficial del Liverpool.

Benítez valoró que Fernando Torres, que hoy marcó el 3-1 y el 4-1 en la segunda parte, "siempre" es una "amenaza" para el rival "cuando corre por detrás de los defensas". "Tiene muy buena mentalidad y no tiene ningún problema con el aspecto físico del fútbol inglés. Él ha demostrado su calidad y su clase", continuó.