Torres, Ramos y Capdevila
Los jugadores españoles durante el entrenamiento que realizaron en el Green Point Stadium de Ciudad del Cabo. EFE

El Liverpool ha indicado este miércoles que no podrá contar con el delantero español Fernando Torres por un período de hasta tres semanas, debido a la lesión que sufrió su delantero en la final de la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

Torres se lesionó poco antes de que terminara la final entre España y Holanda (1-0), lo que hizo pensar en la posibilidad de que quedara inutilizado para jugar durante algún tiempo.

El primer examen apunta a que sólo sufre una pequeña roturaSin embargo, tras conocer los resultados de las pruebas médicas practicadas al futbolista en España, el club cree ahora que podrá contar con él para el primer partido de la Liga inglesa, contra el Arsenal, en agosto.

"El primer examen apunta a que sólo sufre una pequeña rotura en la fascia del aductor (de la pierna derecha), y el personal médico español no cree que sea grave", dijo el jefe de medicina deportiva del club, Peter Brukner, en la página web oficial.

Brukner se remitió al escáner al que fue sometido el jugador en España, que despejó toda duda sobre la gravedad de un percance que se estima mantendrá al jugador en torno a tres semanas de baja. "El escáner confirmó una pequeña rotura. Debería poder volver a entrenar en dos o tres semanas y jugar en tres o cuatro", señaló el jefe médico.