Fernando Torres
Fernando Torres se lamenta tras un disparo. (Reuters)

El capitán del Atlético volvió a ser el que los rojiblancos querían. Fernando Torres superó su asignatura pendiente con el gol en el derbi (1-1), aunque fue insuficiente para obtener la victoria. Casillas hizo un trabajo enorme.

El noveno gol de Torres al Madrid (a los 11 minutos de juego) sirvió hasta que Higuaín igualó la contienda, pero sigue la sequía de triunfos del Atlético en los enfrentamientos ante el equipo blanco desde 1999.

La exhibición de Torres, tan activo y tan rápido como siempre, fue constante. No sólo por sus acciones de peligro, sino también por los magníficos pases para sus compañeros. Torres tiró 6 veces (4 dentro de los tres palos) y provocó 9 faltas.

Torres marcó su octavo gol de la temporada y el 69º de su carrera en Primera División, donde ha sido el máximo goleador del Atlético en todas las temporadas, con 13, en 2002-03; 19, en 2003-04; 16, en 2004-05; 13, en 2005-06; y ocho, esta campaña.

El delantero, que ha jugado 23 de los 24 partidos ligueros del presente curso y que sólo se ha perdido un encuentro por sanción, también fue el máximo goleador nacional en dos campañas, en 2003-04 y 2004-05.

El atacante, con sus 69 goles en Primera, está entre los máximos goleadores de la historia del Atlético, sólo superado por diez míticos jugadores: Adrián Escudero (150), Luis Aragonés (123), Francisco Campos (120), José Eulogio Gárate (109), Joaquín Peiró (93), Rubén Cano (82), Josep Juncosa (80), Manuel Sánchez Delgado, 'Manolo', (76), Adelardo Rodríguez (73) y Enrique Collar (71).